Celebración de la Virgen de la Candelaria

Autor:
Tere Leetch

Celebración de la Virgen de la Candelaria

 

Sin lugar a dudas, la Celebración de la Virgen de la Candelaria es uno de los más importantes festejos religiosos que hay en Chile. Esta tradición nace en la Provincia de Copiapó en la Región de Atacama, conocida por ser tierra de mineros  y de desiertos.
Devotos

Cuenta la leyenda que en al año de 1780, un joven minero de nombre Mariano Caro Inca, regresaba a su casa luego de un día de trabajo cuando fue sorprendido por una terrible tormenta. Desesperado por guarecerse de la lluvia y el viento, vio a lo lejos una luz que lo llevó hasta unos peñascales, donde además de encontrar refugio, hallaría una figura tallada en piedra con la imagen de la virgen cargando al niño Jesús. En agradecimiento por haberle salvado la vida, Caro Inca la llevó al pueblo de San Fernando el día 2 de Febrero, donde le arregló un altar para venerarla  como la Virgen de la Candelaria o de la luz, por la candela que llevaba en la mano.

ProcesiónComo cada año, la devoción a la Virgen  la de la Candelaria se hace presente con un despliegue de festividades que dan inicio desde la víspera del 2 de Febrero o del primer domingo del mismo mes. El Santuario de la Virgen de la Candelaria, en Copiapó, recibe cada año a más de 80,000 fieles que visitan la ciudad para honrar a su virgen y agradecer los favores recibidos.

DanzantesLa noche anterior se hace una velada con una procesión, donde los adoradores y los famosos chinos de la candelaria cantan y bailan mientras la acompañan hasta el santuario, donde se hace una bendición especial de miles de velas.

Chinos de la CandelariaEl día 2, que coincide con la presentación del niño Jesús al templo, es el día en que se bendicen a los niños y a los mineros. Posteriormente, el día 3 está dedicado a la unción de los enfermos, siguiendo con el día 4, dedicado a las mujeres, y para finalizar, el día 5 de febrero, los jóvenes son el tema central y quienes protagonizan el festejo.

DanzasCon un 75% de chilenos que profesan la religión católica, la veneración a la virgen se ha extendido también a varias regiones de Chile, por lo que el 2 de Febreroes también una fecha especial en Santiago de Chile, donde se hace la bendición de las velas que se usarán durante el año para que nunca falte luz en los hogares. En la provincia de Talca la festejan en una gruta en la Villa Prat, mientras que en San Pedro de la Paz se venera una imagen que está en la parroquia y que fue traída por los españoles hace más de 400 años. En la comuna de Lota se realiza una novena de adoración, donde los devotos pagan sus mandas, y en Cobquecura además la festejan con las tradicionales fiestas huasas, domaduras y correduras de rodeo.