Un castillo de descanso: Castillo Brunet

Autor:
Amalia Gutiérrez Estrada

Castillo de descanso, Castillo Brunet

Este castillo que se alza imponente y llamativo en el Cerro Castillo, es una de las principales atracciones en Viña del Mar y brinda a sus visitantes la mejor vista de los alrededores de la ciudad. Desde aquí puedes admirar las costas de Valparaiso y Viña del Mar, así como el Casino Municipal, el Castillo Wulff, el Palacio Rioja, el Palacio de Bellas Artes de Viña del Mar y la famosa Quinta Vergara, sede del Festival de la Canción de Viña del Mar.

Vista al mar desde el Castillo BrunetLa hermosa arquitectura medieval y árabe que posee el castillo lo hace único, y se debe a que su construcción se terminó en 2 fases. La primera fue un encargo de la familia Brunet en 1923 a Alfredo Azacot y Jorge Schoeder pensando en habitarla, pero los costos fueron altos y más al levantar un muro de contención para que el cerro soportara el peso de esta belleza.

Fue vendido a Juan Yarur, quién le incorporó los detalles árabes y disfrutó con su familia esta residencia de estilo francés gótico con detalles de hierro forjado y piedra granita. Vivieron en el castillo hasta 1974 para después transferirlo a los Carabineros de Chile.

Castillo Brunet, una belleza en el Cerro Castillo

En la actualidad sigue perteneciendo a esta institución, la cual lo usa como hotel, centro de convenciones, restaurante, bar y cafetería, además de que ahora cuenta con piscina y estacionamiento, pero sólo brinda servicio a los Carabineros, ya sea en servicio o retirados, a sus familias o algún amigo cercano; sin embargo, claro que hay forma de conocerlo, basta con que llegues a la hermosa provincia de Viña del Mar a sólo 112 km de Santiago de Chile y hagas una cita llamando al Castillo Brunet. No pierdas la oportunidad de conocer uno de los más bellos castillos de la ciudad.